Mi Terapia en Línea

Mi terapia en línea

Efectos psicológicos del aislamiento social del Coronavirus

Efectos psicológicos del aislamiento social del Coronavirus o COVID- 19

En un contexto donde la interacción social disminuye como actualmente ocurre con el aislamiento social del Coronavirus o COVID- 19 en todo el mundo, se producen efectos psicológicos que resultan del cambio brusco que representa para muchos de nosotros el aislamiento.

Factores como la exclusión social, el aislamiento domiciliario y la incertidumbre ciertamente pueden afectar nuestra salud mental.

Si no se trata, el aislamiento social relacionado con la enfermedad mental puede conducir a trastornos de salud mental adicionales. Además de afectar negativamente la salud física.

¿Qué es aislamiento social del Coronavirus o COVID- 19 y cómo nos afecta?

Que es aislamiento social del Coronavirus

Por naturaleza, nos esforzamos por pertenecer, por ser parte de un todo más amplio donde podemos interactuar con los demás, es solo el orden natural de la vida.

Cuando alguien está aislado, separado de los demás, se producen efectos negativos para la salud. Estos efectos pueden ser psicológicos, conductuales o físicos, o cualquier combinación de cada uno.

En resumen, los efectos del aislamiento social del Coronavirus (COVID- 19) pueden ser profundos.

Consecuencias del aislamiento social

El grado de este «efecto negativo» depende de la duración del aislamiento y el grado de soledad. Pero el aislamiento social afecta no solo a la psique, sino también directamente a la fisiología.

Las consecuencias del aislamiento se manifiestan de manera más profunda y más amplia entre las personas que han estado en él durante mucho tiempo.

Son personas que tienen miedo a la infección, reciben información insuficiente o inexacta, experimentan problemas financieros de pérdida o el aislamiento procede en el contexto de problemas de salud mental como depresión, demencia, ansiedad social y baja autoestima.

Además de los problemas psicológicos primarios (que son causados directamente por la privación social), el estrés también se impone por la inevitable crisis económica, el desempleo, la escasez de alimentos y otras consecuencias de la pandemia. Sin mencionar la posible muerte de seres queridos o amigos debido a una enfermedad.

Efectos psicológicos a causa del aislamiento social del COVID- 19

El aislamiento divide a las personas en dos tipos: algunos disfrutan de la comodidad del hogar y el tiempo libre, mientras que otros no encuentran su lugar y quieren recuperar la libertad lo antes posible.

Coronavirus o COVID- 19 y cómo nos afecta

Pero al final, el aislamiento social del Coronavirus afectará negativamente la salud psicológica y física de la primera y la segunda, porque somos criaturas sociales y la larga soledad nos afecta de manera destructiva.

En primer lugar, es importante recordar que el aislamiento no solo eclipsa el cerebro con aburrimiento. Las personas comienzan a ponerse letárgicas cuando no obtienen una contribución positiva a sus pequeños mundos.

En una situación como esta, en donde se desconoce la duración del aislamiento, podemos esperar que venga la depresión y que también cause trastornos de ansiedad.

Lee: Coronavirus: Salud Mental Y Consideraciónes Especiales

Pandemia

Para muchos de nosotros, el Coronavirus ha sido la razón de tanto aislamiento en tan poco tiempo.

Durante este momento difícil, la mayoría de nosotros experimentamos la sensación de estar aislados de nuestras rutinas diarias normales con la interacción con varias personas y lugares.

Tener este cambio abrupto ha provocado que esa sensación de aislamiento aparezca en nuestras vidas. Recuerde, estamos todos juntos en esto y superaremos este momento difícil.

Depresión

Uno de los síntomas de la depresión es la tendencia a retirarse de familiares y amigos a medida que se intensifica el trastorno de salud mental. Entonces, la depresión puede causar aislamiento social, y viceversa. Estar aislado y solo puede desencadenar un trastorno depresivo y también poner a alguien en mayor riesgo de suicidio.

Te gustará ver: Médicos Y Enfermeras: Los Verdaderos Héroes En Tiempos De Pandemia

Ansiedad

Los tipos de ansiedad pueden hacer que alguien se aísle a sí mismo, incluida la ansiedad social, el trastorno de pánico y el trastorno de estrés postraumático. En estos casos, el individuo evita los desencadenantes que elevan sus niveles de ansiedad o miedo.

Por otro lado, la soledad y el aislamiento pueden causar síntomas de ansiedad, ya que la percepción puede sesgarse y los temores irracionales se apoderan.

Psicosis

Los síntomas graves relacionados con períodos prolongados de aislamiento social pueden incluir alucinaciones y pensamientos delirantes. Piense en la película «The Shining» como un ejemplo de cómo el aislamiento a largo plazo puede provocar psicosis, incluida la fabricación de interacciones sociales imaginadas.

Enfermedad cardiovascular

Vivir una vida solitaria es un riesgo conocido para la salud de las enfermedades cardiovasculares.

Debido a la compleja conexión entre la salud emocional y física, los efectos psicológicos adversos del aislamiento social pueden provocar problemas cardíacos debido a la falta de apoyo para promover elecciones de estilo de vida saludables.

La privación del sueño

Las personas que están socialmente aisladas tienden a tener una mala calidad del sueño. Informan más sueño inquieto, insomnio o sueño insuficiente, lo que resulta en fatiga, problemas de concentración, irritabilidad y cambios de humor.

Deterioro cognitivo

Para las personas mayores, el aislamiento social y la soledad pueden exacerbar el deterioro cognitivo. Los efectos de esto, como la disminución de la capacidad para procesar información, los problemas de memoria y la disminución de otras funciones ejecutivas, pueden inhibir aún más la socialización de estos individuos.

Lee además: Cómo Cuidar La Salud Mental Durante La Pandemia

Aislamiento social del COVID- 19

Aprende a identificar los síntomas y qué hacer con ellos

Infografia - Como cuidarse psicologicamente del COViD- 19

Es normal sentirse estresado, ansioso, incluido hasta un poco deprimido cuando de repente se ha cambiado todo lo habitual que hacemos y se ha sustituido por un aislamiento social. 

En la siguiente infografía tomada del sitio web El Sol de México muestra algunos consejos importarte que debemos aplicar y cómo manejarlo cuando se presenta esta situación.

¿Qué hacer?

Dado que las personas leen una gran cantidad de información a través de la comunicación no verbal, la ausencia de esto puede afectar negativamente al cerebro, lo que aumentará el nivel de estrés.

Por lo tanto, en condiciones de aislamiento social, es importante utilizar tecnología moderna y, a menudo, llamar a familiares y amigos, no solo por teléfono, sino también por video.

Es útil organizar descansos virtuales «conjuntos» para el almuerzo o el café con colegas en el trabajo, y no solo escribir algunas palabras en el messenger.

Si no tiene esa oportunidad, debe llamar a sus seres queridos al menos por teléfono. Esto no solo le será de apoyo mutuo en tiempos difíciles, sino que también dará una señal al interlocutor de que su relación es valiosa.

Y como consejo universal, haga ejercicios para mejorar el estado de ánimo y lo más importante, continúe viviendo y sea paciente consigo mismo ahora y después de que termine la crisis.

Puedes leer también: Cómo debe ser el cuidado de personas mayores durante el Coronavirus

Finalmente…

Evite los pensamientos negativos, mantenga la calma y póngase en contacto con sus seres queridos durante el aislamiento del Coronavirus. Todos necesitamos estar juntos en este momento, ayudémonos mutuamente a superar con éxito esta situación, que pasará con el tiempo.

15 de abril, 2020.

¿Necesitas comunicarte con un especialista?

Psicólogos en Línea comprometidos en ayudarte
`¡Agenda tu cita o contáctanos vía email!